15 de septiembre de 2010

El regreso

La cosa empezó en realidad hace dos años.

Mi oficina presentaba un libro y había recaído en mí la innoble tarea de escoltar a los invitados hasta sus asientos. Luego de guiar a tres señoras gordas, un viceministro y un par de tipos prepotentes, me tocó conducir a una chica muy guapa cuyos ojos verdes parecían dibujados con crayón. Durante la presentación no hice más que mirarla. Y ella debió haberlo notado pues, al momento del brindis, desapareció.

Me llegó una segunda oportunidad durante un ciclo de cine que organicé en el Centro Cultural de España. Entre los invitados, nuevamente, estaba la chica de los ojos de crayón. Se sentó a mi lado durante la película. Una pena parecía roerle el alma. Lloró. Un amigo nos presentó al final de la proyección. Se llamaba Victoria.

-Te vi en la presentación de un libro hace algunos meses –le dije torpemente.
-¿Sí? –respondió sorprendida-. No te recuerdo.

Para rematar el momento incómodo, de la nada apareció mi novia de aquel entonces y me abrazó. Me despedí nerviosamente, casi huyendo. No volví a verla aquella noche.

Pero hubo una tercera oportunidad.

Fiesta en la Casa Túpac. Había ido solo y mi directiva era emborracharme lo suficiente como para olvidar ese pequeño detalle inicial. De pronto, entre las mismas caras de siempre, vislumbré a Victoria. Bailaba despreocupadamente en medio de un grupo de amigos. Vestía una blusa sin cuello de algodón, unos jeans sueltos y unas botas marrones. Me detuve a contemplarla un buen rato en medio de la pista de baile. Victoria, esta vez, destilaba pasión por la vida. Una vitalidad pegajosa. Y yo no era el único que la miraba fijamente: éramos por lo menos cuatro. Uno de ellos se le acercó y le dio un beso en los labios. Era su novio. Derrotado antes de la batalla, apuré mi cerveza y regresé a la barra.

No volví a ver a la chica de los ojos de crayón hasta hoy: acaba de ingresar a trabajar en mi oficina y su cubículo está a sólo unos metros del mío. Se reciben apuestas.

17 comentarios:

Bren dijo...

Que loca la vida,O hace que ella te persiga sin saberlo o tu deseo interior la atrae inconcientemente...que sera,sea lo que sea...suerte!

http://ytalveznotengamosmasnoches.blogspot.com/

sathya dijo...

mmm te doy 2 semanas.

El Chico Nube dijo...

para que me rompa el corazón?

Viejo.lobo dijo...

a darle, bienvenido de vuelta al ruedo, Satya tiene razon... un par de semanas

Viejo.lobo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ando... dijo...

Por fin estás de vuelta, cabrón.

Te apuesto a que sigue con el novio. O llevan una relación ambigua y tormentosa.

Gary Rivera dijo...

que bueno que estes de regreso!

Pues ojala esta vez si suceda algo! en palabras de Coehlo!
hasta el universo complota para que suceda! ojala una entrada del futuro nos cuentes que ya cayo! jejeje

Juanito el caminante dijo...

Dele con furia dele con furia... tres semanas!!!

YEEE REGRESA LORD OF THE CLOUDS...

DE LAS NUBES SU SEÑOR...

patma dijo...

Creo qe antes habias nombrado a "la chica de los ojos de crayón", o no? o.O Bueno = me sigue gustando esa frase :) . x otro lado es cuestión de dias para ver qe pasa, si pasa o no pasa. Saludos ChicoNube

F dijo...

perderás

Delphos dijo...

Pues que suertudo eres, no a todos la vida le da tantas oportunidades como a ti aprovechala y lucha por ella, seguro sera un gran amor.

Gracias por regresar, saludos desde Cuba!!!

DELTA dijo...

EL QUE NO ARRIESGA NO GANAA... CON LA FE MI BRO..
si la haces!!!!

Daniel HB. dijo...

Sí, dos semandas, contando, contando!

Mu.- dijo...

Cuántas veces te he dicho que sólo a ti te pasan estas cosas?

(Los nombres de los involucrados fueron cambiados para proteger su identidad?)

Mu.- dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ivonnette dijo...

Y los novios?

Ahhh que cosas!!

maga dijo...

El destino quizás esté de tu lado esta vez. Crucecmos los dedos nomás.