16 de diciembre de 2009

Lunes por cinco

I
Blanco. Leche caliente. Despertar a rayas. Persiana inútil. Afuera, los obreros aguardan las ocho con maca, emoliente y pan con tortilla. Adentro, un cuerpo –el mío- se esconde bajo las sábanas. Huye de la luz de la mañana y el pin-pin-trac-trac de los martillos.

II
Ni golondrinas ni verano. Sólo bruma y polvo de construcción. En el malecón: obreros. En el balcón: obreros. En mi cama: nadie.

Son casi las once en la cocina.

III
MIGRA
DORIXINA
CLONIXINATO DE
LISINA 125 mg
ERGOTAMINA
TARTRATO 1 mg
Vía Oral
Comprimidos recubiertos
Colombia: INVIMA
2001M-0000431
Industria Uruguaya

IV
-¿Qué dices? ¿Sobreviviremos? –pregunté.
-Eres bueno con las palabras –respondió el espejo.

V
Matiné. Función de las cuatro. Elijo el punto medio de la sala (como me gusta). En la pantalla: Bruce Willis. Yo duermo (más allá del dolor).

La paz se halla en los lugares más insospechados.

6 comentarios:

Blackberry dijo...

Desde mi cama también se escuchar martillos y taladradoras...
Cuidate y animate CN!
BEsos

Javier dijo...

qué estrés... muchas cosas!

vicky dijo...

Que triste te encuentro...cuanta melancolía rondando en la ciudad...

Delphos dijo...

Pues los lunes en mi ciudad son aburrido, me levanto sobre las 7:30 AM desayuno si me da tiempo y salgo corriendo como siempre llego al rayar las 8 al trabajo, en las calles los pioneros a las escuelas, las paradas de omnibus locales llenas de obreros, y el sol jugando con sus rayas por sobre las viviendas añejas con sabor a ciudad marina.

Saludos

Alf.- dijo...

Es porque los lugares en quepensamos ya no nos sirven.. pueden ser?

Angel dijo...

Dicen que el clima afecta a las personas, esta mas raro .....pero tu no salias con una chica ....??

saludos