5 de diciembre de 2008

Cartel en la Vía Expresa


SE CURA SUSTO
a niños
Tel: 583 1935

¿Y a mí quién me saca ese miedo de volver a tropezar?

16 comentarios:

Erick-cito dijo...

no entiendo....

El Chico Nube dijo...

Pues a lo mejor si llamas te explica como cura el susto.

Ninfa Cafeinómana dijo...

El susto es simple en los niños...

A veces causa terror volver a empezar...

Fiore dijo...

Miremos el lado amable, viste ese cartel y no alguno que diga "chicas hot y solteras te esperan"
jaja

bso!

The_RaVen dijo...

o uno que diga se cura el embarazo

naco dijo...

Tropezamos siempre y eso no es para temer...

al contrario es bueno para aprender.


Beso.

NiñaGoya dijo...

Si encuentras la respuesta y/o el cura a eso, me cuentas...

NG

CeCiCa dijo...

Relax chico nube!!!

Puedes tener mil terapistas o chamanes...

Pero tu tienes el control...

Alejandra Macedonia dijo...

Duele y mucho. Pero tal vez te toca sufrirlo bien, hasta el fondo para que luego te canses de sufrir y empieces algo nuevo

damian dijo...

el pata q publico eso debe ser bien feo.

Angel dijo...

asu.

deberia haber uno para chicos nubes como tu.

llama al 555 - 4200nube.

llame ahora, llame ya!

un saludo.

Angela Espinoza Hermoza dijo...

miedo de volver a tropezar? Siempre habrá temor pero eso no significa tirar la toalla. La verdadera valentía no es la ausencia del miedo, sino superarlo... bueno, ahora falta que yo me lo crea :P

Juanito el caminante dijo...

Pitita roja en la muñeca Nubelino...

Pasada de huevo...

Sobadita de cuy o carachupa...

Hay varias soluciones...

Sigue desasustandote...

Alejandra Macedonia dijo...

Rechazo los malos comentarios... Lo dicho, salgo de viaje. No me extrañes que yo si exttrañaré leerte.
Kisses and big hug

BocaDelcielo dijo...

Suave con la pasada de huevo!

Realmente curará el susto? El susto de que o a que?

El Chico Nube dijo...

Gracias a todos por los comentarios, me han animado. Sobre todo el de Damián que me ha hecho reir demasiado.

De niño mi abuela, la única mujer mayor que he querido, me pasaba el huevo por los pies cuando me entraba el miedo por las noches (¿ansiedad infantil?). Luego rompía el huevo en una tina y me decía que ya todo había pasado. Ojalá estuviera ahora para hacerme lo mismo.

Un abrazo,